Lieja. Bélgica

Abril 2012

Lieja, es una de las ciudades con más historia de Bélgica, durante ocho siglos fue feudo del Sacro Imperio romano germánico en el que Carlomagno hizo incluso acuñar moneda, pero también fue el primer principado episcopal en la historia de la Iglesia, llegando a obtener la autonomía bajo el gobierno de una estirpe de príncipes-obispos que se extinguió en 1795 con la llegada de la revolución francesa.
Lieja se extiende sobre las márgenes del Mosa (foto 1), en la frontera con Alemania, los Países Bajos y Luxemburgo. Una ciudad alegre y cosmopolita pero con sus tradiciones, como las de los mercados dominicales en sus principales plazas (foto 2).
Muchos carteles informativos nos facilitan llegar al famoso Carré, en el centro de la ciudad y a sus principales monumentos y edificios (foto 3).
El imponente Palacio de los Príncipes-Obispos domina la Plaza Saint-Lambert y era precisamente la residencia de estos Príncipes-Obispos (fotos 4 a 6). Hoy es sede de la Audiencia, yo me colé hasta el primer patio famoso por sus 60 columnas diferentes (foto 7).
Hay muchos museos en la ciudad, destacando el de Arte Contemporáneo, que se encuentra en el antiguo palacio de la Exposición Universal de 1905 con obras de Picasso, Gauguin, Monet, Chagall, etc...
Pero lo que aun hay muchas más son iglesias y colegiatas (fotos 8 a 12), destacando la Colegiata de Saint Barthelemy, el edificio religioso más antiguo de Lieja de finales del siglo XII...