Tren al Zugspitze. Garmisch-Partenkirchen. Alemania

Marzo 2009

El Zugspitze (foto 1) es la cumbre más alta de Alemania con sus 2964 metros de altura. Goza de un magnífico emplazamiento y unas panorámicas excepcionales en todas direcciones, además de una buena persistencia de nieves sobre sus glaciares lo que permite la práctica del ski, hasta mediados o incluso finales de mayo. Esto explica la importancia de esta montaña como centro turístico tanto en verano como en invierno.
Al Zugspitze (foto 2) se puede acceder de varias maneras y de diferentes lugares. Os voy a contar la más curiosa o increíble, y es que aunque parezca imposible, se puede llegar allí en tren. Un tren cremallera (foto 3) que primero se acerca a la base de la montaña, y luego a través de túneles perforados en ella va tomando altura, para en unos 75 minutos llegar hasta arriba junto al glaciar del Zugspitze.
Este tren-cremallera parte de la población de Garmisch-Partenkirchen, aunque también se puede tomar, ya en las afueras de la población, junto al lago de Elbsee.
Las vistas y panoramas que se vislumbran desde el tren son apabullantes, magníficas, extraordinarias. Comienza tomando altura entre el bosque (foto 4), para después ir acercándose a la gran montaña (fotos 5 y 6), hasta que se introduce en los túneles hasta llegar a la estación terminal llamada: Zugspitzplatt, ya por encima de los glaciares en la estación de ski. (foto 8). Este tren es una tranquila y tremenda manera de acceder a tan alto y maravilloso lugar, posiblemente uno de los lugares naturales más hermosos de Alemania...